LOS VINOS DEL INVIERNO

Si bien cada vez es menos fuerte la estacionalidad en el consumo, hay ciertos vinos que se imponen según la época del año en que nos encontremos.

Así como en el verano les sugerimos inclinarse por los más ligeros y frutados, hoy, que se avecinan las temperaturas más bajas, podemos comenzar a pensar en un estilo de vinos de más cuerpo y más complejidad.

Es hora de optar por vinos de buen grado alcohólico. En nuestro país, esto se da naturalmente, ya que casi todos los vinos alcanzan un nivel de no menos de 13 grados.

Si se trata de tintos, busque los de más estructura, cuerpo y permanencia en boca, quizás con un leve paso por barricas. Justamente, los vinos de ese estilo son los que mejor acompañan a las comidas típicas del invierno: guisados, pastas con salsas oscuras, carnes horneadas y bien condimentadas. Este tipo de comidas aportan las calorías necesarias para hacer frente a la rigurosidad de las bajas temperaturas.

Si su preferencia son los vinos blancos, en esta época ya no interesa tanto su poder refrescante como su textura y complejidad. Es el momento para los blancos de estructura, preferentemente con un paso por barricas de roble. Las comidas que mejor maridan, son los pescados y aves con salsas de crema o queso, las pastas con mariscos, los platos gratinados y los quesos cremosos.

Al momento del postre, se impone el vino dulce de alto contenido alcohólico: los Malamado. El Malamado Malbec, con sus casi 20° de alcohol, acompaña de maravillas a los postres en los que el protagonista es el chocolate, mientras que el Malamado Viognier va mejor con los postres cremosos o con masa o frutas secas. Mientras que el Malamado Extra Dry, se impone como una opción exquisita para el momento del aperitivo y las entradas. Por su parte, Malamado Solería, presenta una complejidad de aromas y sabores, que permiten disfrutarlo solo luego de la comida o acompañarlo de frutos secos o masas.

Cuide siempre la temperatura de servicio. Los tintos jamás deben superar los 18° (para el Malamado, 14°) y los blancos tienen un límite superior de 12°.


LAURA SOTELO
JEFA DE SOMMELIER BODEGA FAMILIA ZUCCARDI
VOLVER